COMPLIANCE PENAL

​El compliance es una medida preventiva e instrumento de defensa ante un proceso penal. Evita o atenua la condena de la sociedad en el caso de delitos cometidos por sus órgano de administración, directivos o trabajadores. 

La implantación de un modelo de compliance es muy importante para organizar la estructura de la sociedad no solo con una finalidad de prevención del delito, sino también desde el punto de vista organizativo.

La introducción de un régimen de responsabilidad penal de la persona jurídica mediante la reforma del Código Penal operada mediante Ley Orgánica 5/2010, en vigor desde el pasado día 23 de diciembre de 2010, ha supuesto un cambio de paradigma fundamental en el ámbito del Derecho penal de la empresa.

Mediante la citada reforma, tras la comisión de un hecho delictivo por parte de los administradores, legales representantes, directivos o trabajadores de una sociedad, podrán ser declarados penalmente responsables tanto la persona física que haya cometido el delito, como la propia persona jurídica, a quien se le podrá imponer penas que pueden ir desde la suspensión temporal de actividades, hasta la clausura o disolución de la sociedad, pasando por su intervención.

Ofrecemos un servicio de Corporate Defense  consistente en adaptar el modelo de gestión empresarial a las nuevas exigencias del Código Penal, realizando un análisis de los riesgos penales de la empresa, así como la elaboración de PROTOCOLOS DE PREVENCIÓN DE DELITOS que incorporen las medidas de compliance necesarias para minimizar estos riesgos penales.

en a toma de decisiones.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now